El enero más caro de la historia: el recibo de la luz del usuario medio alcanza los 133 euros