El bono gratuito de Renfe sonaba muy bien... hasta que la gente empezó a reservar asientos para no usarlos