El 98% de los médicos del SAS cree que no se puede dar una asistencia segura y de calidad en Andalucía