El 85% de los fallecidos de residencias de mayores de Andalucía no pasó por el hospital