El 80% de los contagiados del Covid-19 pierde el olfato y el gusto