Desalojar la casa en 48 horas y aumentar las penas, dos de los métodos para terminar con la ocupación de viviendas