De sanitarios y obreros a publicistas e informáticos: las bajas laborales muestran el impacto desigual de la covid-19