Cronicidad en mayores: las personas con menos estudios reciben menos información del médico