Cerca de 200.000 personas en la lista de espera de ayudas a la dependencia, lejos del objetivo del Gobierno