Casi la mitad de los costes del cáncer en España son asumidos por pacientes y familiares