Cantabria, la primera comunidad que garantiza por ley un precio de concierto en Dependencia conforme al incremento salarial