Atasco en las residencias: los nuevos ingresos, al ralentí, pese a las plazas libres por la pandemia