Así es el nuevo impuesto de plusvalía: sin efecto retroactivo y dos opciones de cálculo