Andalucía necesita 350.000 dosis a la semana para tener al 70% de la población vacunada en verano