«Nadie quiere vivir sus últimos años de vida en un sitio lleno de batas blancas»