Mayores sin reparos

Cuando la Tercera edad se lee con solidaridad y sin reparos

Por Laura Bellver

Optimismo, cariño e, incluso, sentido del humor. Aunque estos valores no suelen asociarse a la tercera edad, son los que priman entre las páginas de Mayores sin reparos, un libro que persigue promover una nueva lectura, literal y figuradamente, acerca de esta etapa de la vida.

La obra se trata de una iniciativa de la residencia gestionada por la Fundación San Antonio de Benagéber, una entidad sin ánimo de lucro que desde hace cerca de cuatro décadas se dedica a la atención de personas mayores con un alto grado de dependencia o que carecen de recursos económicos y afectivos.

Desarrollar una labor semejante desde el llamado tercer sector – es decir, aquel que no busca generar beneficios – requiere de un financiamiento que la correspondiente subvención pública y las donaciones privadas no cubren del todo, por lo que de un tiempo a esta parte la Residencia de Mayores de la Fundación San Antonio de Benagéber viene poniendo en marcha diferentes acciones para garantizar su viabilidad. Entre ellas se encuentra este libro solidario, que ha sido editado junto a Generación Bibliocafé y cuya recaudación se destina íntegramente a sufragar el mantenimiento de esta obra social.

Además de la complicidad de este colectivo valenciano de escritores, Mayores sin reparos puede presumir de haber contado con la colaboración desinteresada de un total de 33 autores. Cada uno de ellos ha cedido un relato exclusivo que aborda la tercera edad desde un perspectiva no habitual con historias que versan, por ejemplo, sobre la esperanza o el amor. Asimismo, 31 ilustradores han hecho lo propio con dibujos artísticos creados ex profeso para la ocasión. Y, por si ello fuera poco, la mismísima Rosa Montero se ha sumado al proyecto con una aportación de puño y letra: el prólogo.

Sin duda, esta sucesión de complicidades ha sido fundamental para llevar adelante un libro que se ha convertido en la mejor carta de presentación de esta residencia, ya que cumple una doble función. Por una parte, llama la atención sobre un colectivo generalmente olvidado por la sociedad como son las personas mayores. Y, por otro lado, ayuda a romper muchos estereotipos asentados en el imaginario colectivo, los cuales dificultan una necesaria aproximación a la tercera edad, una comprensión de sus necesidades reales y una pérdida del miedo al paso del tiempo y sus consecuencias.

De este modo, la Residencia de Mayores de la Fundación San Antonio de Benagéber sigue en su empeño por defender unascondiciones de vida digna a todas las personas hasta el final de sus días. Por ahora, las instalaciones de esta entidad, ubicadas en una localidad próxima a la ciudad de Valencia, albergan a 68 mayores gracias a las plazas concertadas por la Conselleria de Igualtat i Polítiques Inclusives. Sin embargo, la intención de la fundación es ampliar su capacidad para responder a la creciente demanda que existe en este sentido. Porque es un hecho constatado que la cantidad de gente que envejece en condiciones de pobreza no deja de crecer.

Con todo, cada vez más personas están adquiriendo conciencia sobre esta problemática gracias a Mayores sin reparos y deciden actuar por la causa mediante el sencillo gesto de comprar un ejemplar. Nunca antes una obra literaria había significado tanto para la tercera edad.

Quienes estén interesados en comprar el libro solidario Mayores sin reparos, pueden gestionar su pedido de forma online para recibirlo cómodamente allí donde se encuentren.


Fuente: ELPAIS.COM

Mayores sin reparos