Los fondos de pensiones, un ahorro todavía caro

La escasa transparencia permite que las comisiones de los planes privados
sean más altas que las de productos similares

Los fondos de pensiones privados no arrancan en España: el ahorro acumulado es un tercio del de Europa. A finales de 2014, el Gobierno atacó al sector reduciendo
por ley el máximo a cobrar por la gestión, situándolo en el 1,5% para potenciar estos productos. La comisión media bajó al 1,14% en 2015 frente al 1,28% que registró
en 2014. Sin embargo, todavía hoy las comisiones de los fondos de pensiones son más caras que las de los fondos de inversión en la gestión de productos de renta fija, donde se acumula el 80% del patrimonio, y los que menos dedicación exigen. La Dirección General de Seguros pide más transparencia al sector "lo que redundará en
comisiones más bajas", apunta Flavia Rodríguez-Ponga, directora general.

En octubre de 2014, el Ministerio de Economía limitó las comisiones máximas de los fondos de pensiones. El mensaje fue claro: no eran justificables las altas tarifas que se aplicaban porque restan rentabilidad y frenan el crecimiento del ahorro en estos productos. El Ejecutivo pretende, hasta ahora sin éxito, impulsar estos productos para que sean un complemento de las pensiones públicas. Este objetivo también lo tienen las aseguradoras y los bancos, empezando por los más grandes, Mapfre y CaixaBank. El sector privado ha entrado en la polémica sobre la sostenibilidad del sistema público y pide una regulación que combine las pensiones privadas con las del
Estado, dentro de los debates del Pacto de Toledo.

Comisiones más caras

Sin embargo, en el sector financiero se acusa a la mayoría de las gestoras de pensiones de cobrar aún altas tarifas si se comparan con los fondos de inversión. Fernando Luque, editor de Morningstar España, la firma más importante de calificación y análisis de fondos, apunta: "Las comisiones de los fondos de pensiones son más caras que los fondos de inversión sobre todo en las categorías de bajo riesgo (renta fija, activos monetarios, mixtos defensivos)... donde, por cierto, están el 80% de los partícipes".

Piden más transparencia

Para Fernando Luque una mejoría clave sería que se publicaran "los costes totales de los planes de pensiones, que incluye todo lo que se repercute directamente al partícipe. Desde luego, Seguros haría bien en fijarse en la CNMV en ese aspecto".

La propia Flavia Rodríguez-Ponga, máxima responsable de la Dirección General de Seguros, recoge este guante. En declaraciones a EL PAÍS, afirma: "Estamos a favor de que se incremente la transparencia y la competencia en el sector, algo que redundará en comisiones más bajas". Y añade: "Estamos abiertos a la reflexión sobre mejoras en la gestión de las pensiones privadas. Es positivo compararse con la industria de los fondos de inversión, muy avanzada en transparencia".

No obstante, la responsable de este organismo dependiente del Ministerio de Economía, apunta que "el papel del Gobierno ha sido clave y se ha demostrado en la bajada de las comisiones de gestión medias ponderadas, con un ahorro de costes del 59% para los partícipes en fondos de pensiones privados en 2015".

Desde Morningstar insisten en que "sería deseable una mayor competencia en el mundo de los planes de pensiones, algo similar a lo que ocurre con los fondos de inversión. Eso mejoraría la gestión de los productos, y creo que poco a poco vamos en ese sentido".

¿Cuántas personas tienen planes privados? Nadie lo sabe

El número de personas que tienen un fondo privado de pensiones es una cifra desconocida. La Dirección General de Seguros (DGS) especifica que hasta septiembre pasado, existían 9,81 millones de cuentas, pero no se sabe cuántas personas tienen fondos porque algunos clientes tienen más de una. Esta cifra supone una disminución sobre las 10,15 millones de cuentas que había en diciembre de 2013.

Lo que sí se sabe es que del total, 2,04 millones son cuentas de planes colectivos de empleo (los que pagan conjuntamente trabajadores y empresas), frente a los 2,14 millones que hubo en 2013. La rentabilidad acumulada en 2016, hasta septiembre, es del 1,24%, según la DGS.

Con fondos de pensiones individuales, los que se abren los clientes en aseguradoras o bancos, el número de cuentas asciende a 7,77 millones, hasta septiembre. La rentabilidad acumulada es la mitad que en los planes de empleo, el 0,63%. El tercer trimestre de 2016 ha sido el primero de 2016 con rentabilidad positiva, tras registrar un -0,82% hasta marzo y un -0,67% hasta junio. Estos datos ponen de relieve la importancia que tienen las altas comisiones que aplican estos productos en momentos como los actuales, en los que la rentabilidad es muy ajustada. Con tarifas más económicas, la rentabilidad subiría.

En total, los fondos privados acumulan 103.621 millones de euros, lo que supone 8.801 euros por cuenta. Este ahorro es un tercio de la media de la UE respecto al PIB.

Los fondos de pensiones, un ahorro todavía caro